jueves, 25 de julio de 2013

Diario de viaje Grecia: Islas de Mykonos y Delos

Muy buenas fotógrafos y viajeros, 

Continúo con mi diario de viaje por Grecia este verano de 2013. Os recuerdo las anteriores entradas: 
En esta etapa visitaremos la isla de Mykonos y tambien la isla de Delos.







Dejamos las maletas en el hotel de Naxos y bajamos andando a dar una vuelta por Chora o Naxos town por última vez. Para hacer tiempo consultamos en las agencias de alquiler de coches a ver si nos pueden ayudar para cuando lleguemos al continente, ya os contaré en la siguiente entrada como lo resolvimos al final.

Cuando llega la hora, subo andando al hotel y me bajan en coche con las maletas hasta el ferry donde me esperan mis chicas. El ferry pasa con un poco de retraso. Dentro, hay más sitios libres que la última vez, así que vamos muy cómodos. Tarda unos 35 minutos en llegar a Mykonos por que es el "rápido". Sale un poco más caro, pero al ir con niños nos quita problemas y aprovechamos mejor las horas y el día.

Cuando llegamos al puerto de Mykonos hay mucha gente local ofreciendo hoteles y casas a los potenciales clientes que llegan sin alojamiento previamente reservado. Esto es asi en todas las islas griegas, así que no os preocupéis si viajáis de esta forma que seguro que ademas tienen mejor precio. Entre todos ellos aparece el cartel de nuestro hotel en Mykonos y nos recibe el dueño. Curiosamente también se llama Panos. Nos sube con las maletas rápidamente en su 4x4 al hotel y nos parece muy majo. Nos habla muy bien de Txingurri Valverde que esta temporada va a volver a ser entrenador del Athletic de Bilbao y parece que en su época en Grecia lo ha hecho muy bien. 

Nos dice que gracias a que le hemos enviado un email ayer recordándoles nuestro horario de ferry y lo de la cuna del bebé lo ha podido gestionar personalmente para que nos toque una habitación sin escalones y cerca de la piscina. Merito de mi mujer que yo sólo lo mandé en ingles (in english).

Llegamos al hotel y nos explican en un mapa de la ciudad y de la isla cuales son los bares recomendados, horarios, que ver y que hacer. También nos explican como va lo de los taxis para bajar y subir a la ciudad, etc.

Cuando llega la hora de bajar a visitar la ciudad pedimos en recepción que llamen a un taxi. Llega en dos minutos. Le explico para que nos baje a la zona cercana a los molinos de viento o de Little Venice, pequeña Venecia. Finalmente nos cobra 7€, los 4€ de rigor, más 3€ por llamarle desde el hotel. Al día siguiente que cogimos dos taxis fue igual. 

Para que sepáis: La zona de los molinos de vientos se llama Katomyloi. La playa que tienen debajo a medio camino de la zona de Little Venice se llama Alefkandra. Toda la zona inferior desde los molinos es completamente peatonal.

El taxi nos deja en una plaza donde también para el autobús nº1 y nos indica que si tiramos por una calle a la izquierda para adelante llegaremos adonde queremos ir. Andando tranquilamente 4 minutos con parada para un riquísimo helado de limón, llegamos a la altura de los tan típicos molinos de viento que dominan la bahía de la pequeña Venecia.







Son 5, no se si están habitados, pero seguro que en el primero hay una joyería. Detrás de ellos hay un parking publico para coches, pero parece estar siempre lleno. Un poco mas abajo hay también un parking privado que hace el agosto claro. Detrás mismo de los molinos hay un parque infantil, por si vais como nosotros con niños pequeños.








Desde los molinos se tiene una buena vista de la zona de Little Venice y de la playa de Alefkandra. La pequeña Venecia se llama así por una serie de casas que entran en el mar y al ser bajitas tienen un ligero parecido con lo que es Venecia, no por que haya canales ni nada parecido.



Bajamos a la playa de piedras de Alefkandra. Saco alguna otra foto, pero como hemos cometido el error de bajar a la capital con carrito de bebe tengo que andar empujándolo a la vez y se hace complicado. La parte buena es que no hay escalones y se puede andar pero la mala es que al haber tanta gente y ser todo tan estrecho el paso es muy complicado y de haberlo sabido no lo hubiéramos traído. Avisados quedáis.

Algunas fotos desde la calita que hay en esta zona que es muy fotogénica.








Por todo el borde de la playa hay una acera muy estrecha repleta de mesitas para cenar allí viendo la puesta de sol. Supongo que cobraran la tira pero es un grandísimo sitio para cenar con unas buenas vistas del atardecer en una zona espectacular a estas horas. Buen sitio para declararse y pedir matrimonio, si no estáis a hacer fotos al atardecer claro.






Callejeamos por dentro un poco para ver el ambiente y por donde comemos.



Vamos a cenar y elegimos un restaurante detrás de la pequeña iglesia ortodoxa que nos encontramos por que estaba recomendado por la lonely planet y por tryp advisor. 







Al final se me hace tarde para el atardecer, así que volvemos a la plaza donde nos ha dejado el taxi. Tras esperar un rato largo llega uno. Entramos nosotros y otra pareja de rusos que también se montan con nosotros, así que con un viaje el taxista cobra doble, la verdad es que este era un viejo muy maleducado, pero el resto de días estuvieron correctos y fuimos siempre solos.

Al día siguiente, de nuevo nos pasa como en Naxos. Teníamos que elegir si coger un coche para visitar la isla por nuestra cuenta. Como parece que solo tiene para ver calas y playas donde vas a estar tranquilo o a estar a tope de fiesta y no somos mucho de estar parados ni de fiesta, decidimos ir a visitar la isla de Delos. Así que nos levantamos pronto para coger el barco de las 10 AM en el puerto. También hay a las 9 y a las 11 AM. Luego hay solo 3 barcos de vuelta a mediodía aunque cuando llegamos nos dijeron que la vuelta era a las 12:15 y el último era a las 14:00.

Bajamos en taxi al puerto y le decimos que nos deje cerca lo mas cerca de donde salen los barcos para Delos. En el mapa de la isla está indicado como "Boats to Delos" y aparece cerca del famoso pelícano Petros que suele andar a sus anchas por la zona. El taxi nos deja en la otra parada principal del centro de la ciudad de Mykonos, Mautas Mavrogenous Square que también nos habían marcado en el mapa.

Los tickets para el barco a la isla de Delos cuestan 17 € por persona y se cogen en la oficina de Blue Star Ferries que también esta en el mismo puerto. Como a 200 m. de donde se coge el barco hacia Delos que también esta marcado en el mapa de Skymap con el que nos movemos.

Subimos al barco y elegimos la parte descubierta de arriba para tener mejores vistas. Todavía no pega tanto el sol pero si hace calor.






Aunque la isla de Délos solo debe estar a 1 milla marina de Mykonos, tardamos más de media hora en llegar y el barco sale con mas de 10 minutos de retraso. La isla de Delos es el yacimiento arqueológico más importante de las islas cicladas y uno de los mas importantes de Grecia, pero no nos olvidemos que son unas ruinas de mas de dos mil años de antigüedad. Su época de esplendor fue en la antigua Grecia cuando se unieron en la liga de Délos y tenían en esta isla su tesorería. Como nota curiosa no podía ni nacer ni morir en Délos. Es una isla pequeña de apenas 5 x 1 Km. y sin nada de vegetación, solo piedras, pero destaca en el mar azul. 




Según vamos llegando con el barco vemos que efectivamente, la isla es un secarral y no hay nada mas que piedras y ruinas y algunas casas de arqueólogos que siguen trabajando desenterrando cosas.

Según bajas del barco llegas a una oficina donde tienes que pagar otros 5€ de entrada por persona.

Si no coges guías al final solo estás viendo piedras y no te dice nada lo que ves así que mejor ir leyendo los carteles que vas encontrando. Hay unas flechas azules que te indican mas o menos el camino recomendado a seguir.





Buscamos la terraza de los leones, que quizás sea lo mas conocido de toda la isla. Ya sabemos que estos son solo reproducciones, los originales los veremos luego en el museo de la isla.


Hay pocas estructuras de la época griega en pie y algunas de las que hay parecen que han cogido varias piedras sueltas y han hecho formas, no creo que sean reales.

Quedan algunas columnas en pie y algún templo. La mayoría de estatuas, joyas, vasijas, etc. que se han encontrado en este zona están en un museo que hay allí mismo en esta isla. La visita es gratis (para llegar ya has tenido que pagar 22€) y sobre todo se agradece algo de sombra y que haya un baño. Hay muchas esculturas y algún que otra pinturas murales como el de los boxeadores, o mosaico de retratos, etc. Vemos los leones originales que están en una sala aparte de este museo ya que los que están a la intemperie son de yeso.





Seguimos caminando bajo el sol por el resto de la isla viendo varios Ágoras, varios barrios reconstruidos, restos de casas y santuarios como el templo de Apolo.





Si queréis algo de agua o comida os la tenéis que llevar vosotros. En la isla no hay absolutamente nada más que lo he ya os he comentado. Mejorable para en un sitio turístico tan importante.

Hace mucho calor, o mejor dicho pega mucho el sol, así que cogemos el barco de vuelta a las 12:15 quizás podríamos haber estado más tranquilos y ver más cosas en otra hora pero no necesitamos mucho más y con un niña pequeña tampoco queríamos estirar más.

Volvemos en un barco bastante más pequeño que en el que hemos venido y no tan cómodo. No había sitio arriba y en la parte de abajo que esta cerrada nos mareamos un poco y se nos hace largo.

Llegamos al puerto y sin complicarnos decidimos comer en un restaurante de allí mismo. Todo un acierto. Comemos bastante bien, y nos sirven muy rápido. 

El problema del día viene cuando vamos a buscar el taxi para que nos suba y hay cola de unas 6 parejas por delante. En media hora pasan uno o dos taxis así que desesperado me tiro al monte pensando que no estamos tan lejos el hotel según el mapa y que tardo menos en llegar que esperando. Uno de los grandes errores de todo el viaje, lo dejo ahí. No subáis a pata a mediodía.

Llegamos a la habitación, descansamos y cuando podemos vamos a la piscina a refrescarnos. Aprovecho para encontrar coche en el continente para el día siguiente pero mejor lo cuento en la próxima entrada.

Bajamos a ver el atardecer en la ciudad de Mykonos, pero esta vez volvemos a bajar a la zona del puerto para callejear detrás de la pequeña Venecia y conocer mejor esta zona. Esta vez si que nos encontramos al famoso pelícano Petros en el puerto justo donde pone en el mapa. Es muy grande y tiene un pico bien hermoso, no me acercaría yo mucho por si acaso, a mi hija si que le gusta el pajarito, pio-pio.




Toda la zona del puerto, a estas horas es muy tranquila y no hay casi gente todavía  Con la fantástica luz del atardecer que hay siempre nos parece muy agradable. Hay alguna iglesia típica griega blanco y azul que aprovechamos a visitar.





En la punta de Little Venice esta la antigua iglesia de Paraportiani. Pintada entera de blanco destaca contra el azul del cielo y nos recuerda a las de Santorini y Grecia en general.



Justo en la punta de Little Venice tenéis unas rocas que son un buen lugar para observar toda la zona de los molinos y de la bahía de Alefkandra desde otro punto de vista.




Callejeamos por las estrechas callejuelas interiores llenas de tienditas y pequeños restaurantes y volvemos a llegar a la zona turística. Todo esta muy cerca.


Hoy también esta todo lleno de turistas cenando en las mesitas o tomando algo tranquilamente viendo el atardecer.






Hoy para evitar los problemas de ayer, cenamos antes del atardecer en un restaurante y me pongo a hacer fotos justo un rato después de la puesta de sol que es cuando me gusta. Así cenado y mas tranquilo puedo disfrutar mas de este momento. Subo un momento a los molinos para localizar y estoy un rato hablando con un señor catalán muy simpático que ya ha venido 9 veces a la isla pero ha vuelto para enseñársela a su novia argentina.

El sol va cayendo y la luz como siempre en las islas griegas es naranja, muy muy cálida.








Ayer ya hice muchas tomas desde la calita de la zona de Little Venice así que hoy con unas pocas, pero escogidas por que ya conozco bien que se puede hacer me vale.





Con estas pocas fotos a la hora adecuada de esta zona me doy por satisfecho y subo lo antes posible a llevarme las fotos del crepúsculo en la zona de los molinos que ayer no pude hacer. A pesar de que el sol se había puesta hacia rato y que la mayoría de la gente se había ido a cenar seguía habiendo gente y me costó mucha paciencia que no aparecieran en los encuadres. Es complicado componer algo original y no sacar a la gente que también esta por allí haciéndose fotos, así que intento hacerlo lo mejor que puedo. No llego a necesitar mucho rato los filtros.



Una serie de los molinos por orden numérico. :)





De todas formas, según la regla de los números impares ya sabéis que una foto con 1, 3 o 5 elementos funciona mejor que una de 2, 4 o 6. Así que elijo el numero 3.






Al bajar la luz del sol e ir encendiéndose las luces de los restaurantes de la zona queda iluminada preciosa.


Al igual que en Santorini, aquí en la isla de Mykonos la gente también viene a casarse y/o a hacerse el reportaje de bodas, así que veo como preparan todo el montaje par una sesión aunque para mi gusto un poco tarde en cuanto a luz.




Al de un rato recojo y me decido a callejear para despedirnos de Mykonos antes de regresar al hotel. Volvemos por última vez a buscar un taxi para subir. Otra vez hay cola, pero no mucha. Esperamos y van llegando autobuses de otros sitios para venirse de fiesta a Mykonos. Empezamos a ser multitud esperando al taxi y la gente se impacienta en 30 minutos no viene mas que un taxi, al final lo conseguimos coger y que no nos metan a otras personas en el taxi y nos suben por los 5€ de rigor al hotel pero empezaba a convertirse un problema por que la gente no parecía querer respetar el orden.

A descansar, que mañana tenemos día con movimiento y muchas distancias en ferry y en coche. En ferry desde Mykonos hasta el puerto de Rafina que se encuentra a unos 30 km de Atenas en la costa opuesta, y de ahí, en unas 3 horas iremos a ver Delfos. El yacimiento arqueológico mas importantes de Grecia después de al Acrópolis, claro. 

Si todo va bien luego nos toca Meteora, uno de los sitios que más ganas tengo de visitar y hacer fotos en este viaje desde que vi que en Grecia había esa maravilla de la naturaleza.

Bueno si tenéis alguna duda, comentario o necesitáis algún consejo no dudéis en contactarme  os responderé rápido y os intentaré ayudar.

Hasta la próxima entrada.

Un saludo.

© Iñigo Escalante: 

Web I Blog I Facebook I Flickr I 500px