sábado, 1 de febrero de 2014

Diario viaje Croacia, Día 14: Cuevas Scokjan en Eslovenia y Pula y Porec en Croacia

Muy buenas lectores y viajeros, 

Con intención real de finalizarlo, he decidido continuar mi diario de viaje inacabado !!! de verano de 2011 !!! 

Recorrimos Croacia, Montenegro, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia e Italia. Casi 3 años han pasado y siempre me ha dado cosa no completarlo, así que aunque sea de manera rápida y expeditiva voy a intentar hacerlo. Además, seguro que le interesa a una lectora argentina que se que va a hacer un circuito parecido muy pronto.


Si queréis pegar un repaso al resumen de este viaje esta fue la primera entrada:

Diario de viaje Verano 2011 – Croacia, Montenegro, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia e Italia

En la ultima entrada publicada, salíamos de Eslovenia, país que nos encantó, os recomiendo y al que esperamos volver algún día y dedicarle mucho mas tiempo. Hicimos noche en Trieste, para lo cual pasamos a Italia y desde allí fuimos a visitar en la etapa de hoy las Cuevas Scokjan

Día 13 – Lagos Bohinj y Bled en Eslovenia y ciudad de Trieste en Italia

En esta entrada visitaremos las increíbles cuevas o Grutas de Škocjan en Eslovenia, y las localidades Croatas de Pula con su famoso anfiteatro romano y la localidad portuaria y turística de Porec





Posteriormente, acabaré este diario de viaje inacabado con otra entrada de nuestros últimos días en Venecia (Italia), que es desde donde volvimos a Bilbao y donde acabamos este viaje.


Empezamos...


Habíamos llegado y hecho noche el día anterior en la ciudad italiana de Trieste, desde la que tardariamos unos 20 minutos para llegar a las cuevas o Grutas de Škocjan. Como siempre, y es de agradecer para no perder tiempo, no nos miran en la frontera entre Italia y Eslovenia. Llegamos a las cuevas a y cinco, y claro como no podía ser de otra forma la entrada es cada hora en punto. Mira que me lo veía venir... No pasa nada, cogemos las entradas para la siguiente hora y vamos a dar una vuelta por los alrededores que hace muy buen tiempo.
Cerca, siguiendo una senda marcada, hay un mirador con unas vistas muy bonitas de la zona. Hay indicaciones para llegar a algún tipo de museo pero como no queremos que se nos pase la hora otra vez desistimos.








Las Grutas de Škocjan (en esloveno Škocjanske jame) es un sistema de cuevas calizas en la región de Kras (Karst) en el suroeste de Eslovenia. Las grutas tienen alrededor de cinco kilómetros de pasajes subterráneos, con cuevas de más de 20 metros de profundidad y varias cascadas. Es uno de los mejores lugares del mundo para el estudio de los fenómenos kársticos. En 1986, la Unesco las incluyó en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Como vi varios mensajes de que no se podían sacar fotos en el interior de las cuevas, pregunté a la chica de información y así me lo confirmó: Aunque sea sin flash no se podía hacer fotos hasta que se salga de la cueva. Claro, como todo el mundo tira con flash por que no saben quitarlo o les da igual, los pigmentos naturales de las cuevas se estropean y los bichitos se quedan ciegos y han decidido que no haga fotos nadie. Mi cámara no tiene flash señora... pero subiendo la iso o con un trípode hago unas fotos que no molestan a nadie... nada, pagamos justos por pecadores. Que pena.

Nos llevan 10 minutos paseando hasta la entrada que esta bajando desde la oficina de los tickets. Nos separan en dos grupos. El de italiano y alemán primero, y luego el de Inglés y Esloveno.Viendo que hay mucho ingles y esloveno, nos metemos con el grupo de italianos que se entiende genial y asi somos menos. Io parlo italiano molto bene, per favore !!!

La primera parte de la visita lo típico: estalactitas arriba, estalagmitas abajo, si se unen forman una columna, este color rojo lo da el hierro, el color negro el negro manganeso, ...

De repente, llegamos a una zona que parecía salida de alguna película del Señor de los Anillos, con un rumor de agua y un impresionante cañón subterráneo iluminado de una manera preciosa e inolvidable. No tengo palabras pero si vais no lo olvidareis os lo aseguro. Nunca había visto nada así en una cueva.

Esa fue la razón de que visitáramos estas cuevas y no otras, porque no hay otras cuevas con este interior en el mundo y la experiencia vale la pena. No tengo fotos para probarlo por que no dejaban y la chica iba con nosotros, pero se que nunca he visto nada como aquello y me dejo muy sorprendido. Salimos.

Cogemos el coche y vamos rápidamente por la autopista hacia la localidad de Pula que es la mayor ciudad de Istria, al noroeste de Croacia. En la aduana hay más cola de lo que esperábamos, pero gracias que va rápido y no nos miran en ninguna de los dos. pasos fronterizos. Cuidado que en Eslovenia el limite de velocidad es 130 km/h y en Croacia a 110 no tengáis problemas. 

Llegamos a Pula y rápidamente encontramos, casi sin buscarlo, el famoso anfiteatro romano que le da la fama en frente del mar, curioso y supongo que único. Aparcamos en frente del parking por 4 kunas la hora. En los alrededores no hace falta pero vamos justos de tiempo.



Nos cuesta orientarnos para encontrar la pizzería recomendada por la guía para comer. Comemos bien y damos una agradable vuelta por el pueblo. Tiene un buen pasado romano y medieval y está realmente muy bien conservado así que caminar por sus calles se nos hace agradable e interesante.


La antigua capilla de Santa Maria Formosa.



Otro símbolo conocido de esta ciudad es el arco del triunfo de la familia Sergii.

Acabamos volviendo a la zona del anfiteatro. La verdad es que se ve todo perfectamente desde fuera y no vemos necesario pagar por visitar el interior.


Volvemos cogiendo la autopista hacia el norte hasta llegar a Poreč o Parenzo (Croacia) nuestro destino para hoy.

Tenemos que llenar el tanque antes de devolver el coche pero no hay Diesel en las gasolineras de la entrada ¿Como? ¿Que?. Configuro de nuevo el GPS y nos lleva a otra gasolinera cercana y allí si conseguimos llenar. Curioso.

Nos cuesta mucho encontrar la oficina de turismo de Porec para reservar alojamiento para ese dia. El GPS se pone tonto con la calle. Aparcamos donde podemos y decidimos buscarla andando. De casualidad encuentro de paso la oficina Orix donde tenemos que venir luego a dejar coche. No hay mal que por bien no venga, una preocupación menos.

Como durante todo este viaje, usamos las oficinas de turismo para que nos recomienden alojamiento. La chica nos ayuda a llamar a un apartamento familiar y nos consigue una habitación para una noche por 50€. La pega que no está tan cerca del puerto como queríamos, sino a medio kilómetro, por que ahí solo hay hotelazos caros. Nos convences diciendo que si no tenemos que pagar por lo menos 3 veces más. No se hable más mujer, dile que vamos.

Ya veremos el día siguiente como llevamos las maletas sin coche desde el apartamento al puerto donde sale el ferry Venecia por todo el paseo marítimo que al menos es llano.

Llegamos al apartamento con el coche. Nos ofrecen dos tipos de habitación: una de 45€ sin baño y otra de 50€ con baño en la habitación. Está claro. Nos duchamos y salimos que el sitio parece bonito, turistico y veraniego.

Vamos con el coche de alquiler con tiempo de sobra a la oficina de alquiler, pero nos hacen esperar a las 8 para que venga el encargado. Me la han liado. Hay una luz preciosa, y me pongo a hacer fotos atardecer pero no puedo disfrutar y pierdo un tiempo precioso por que tengo que volver.

Volvemos a las 8 y tras unas discusiones sobre si tenia que pagar esto o aquello ... Siempre estamos igual... que sucias son todas las compañías de alquiler... todo es todo... y la chica de la oficina de alquiler donde cogimos el coche nos dijo "No tenéis que pagar nada mas" pero siempre buscan una letra pequeña para un todo... y se aprovechan... mucho.
Hay una gran luz ya que el sol esta muy bajo y baña la península con una luz lateral muy cálida.





Me acerco a la costa por el lado Este, y la luz es increíble... que pena haber perdido un tiempo precioso con los del alquiler de coche. Aún así hago lo que puedo tirando a contraluz por el paseo y buscando sobras y siluetas.








También tienen un puerto pequeño de barcas de pescadores mas fotogénico que aprovecho para hacer unas fotos rápidas que se me va la luz.







Va cayendo el sol y el cielo con nubes empieza a coger tonos cálidos y naranjas aunque las nubes fastidian un poco la caída del sol.




Me llamo la atención este nadador yendo hasta el horizonte... le vigilé no fuera que tuviera que ir a por el, pero no hizo falta. Cada uno a lo suyo.




Encontré un sitio con unas rocas desde el cual poder tener un mejor primer plano. Para ello me tuve que meter al agua del mar descalzo, estar entre las olas y jugarme un poco mucho la vida... claro que me resbalé varias veces y acabé con el culo calado, lo cual fue bastante vergonzoso por un buen rato... pero las fotos valieron la pena.




Una vez se puso el sol, dejé de hacer fotos y seguimos dando un paseo por la zona del puerto deportivo y la marina. Porec parece un gran sitio para disfrutar de la noche y también para estar unos días tranquilo.

Buscamos para cenar algún restaurante recomendado, y sobre todo, que se pueda pagar con tarjeta VISA, para así evitar andar con cambios de moneda que mañana nos vamos.

Para nuestra suerte y felicidad en el que elegimos nos llevan a un patio interior muy romántico con velas y luces y vemos que hemos elegido muy bien. El camarero súper atento y comemos delicioso. Perfecto e inmejorable.

Por el paseo marítimo afloran muchos puestos. Nos viene el olor a chocolate y tenemos que tomar un crep de nutella, riquísimo. Es lo que tiene ir con una embarazada que tiene caprichos... y hay que dárselos por mucho que uno sufra.... je je je.

Al día siguiente nos toca madrugar para coger un ferry a Venecia que nos dejara allí para disfrutar de esta ciudad eterna y única.

Si tenemos suerte acabaré este diario por fin con al ultima etapa de Venecia y no me llevara 3 años esta vez.


Un saludo y hasta pronto, 

© Iñigo EscalanteWeb I Blog I Facebook I Flickr I 500px | Google +